Crítica: “84, Charing Cross Road”


Libro: 84, Charing Cross Road

Año: 2007

Publicación: Anagrama

Muchas veces la literatura es como dar un paseo por Londres, doblas una esquina y te encuentras un rinconcito acogedor y maravilloso. Esa es exactamente la sensación que produce ese librito,  son unas 120 páginas aproximadamente,  cuando comienza s a leerlo.

“84, Charing Cross Road” no es una novela en el sentido más estricto de la palabra, como suele ocurrir tantas veces en la literatura, sino una recolección de cartas que escribió la propia autora, Helene Hanff. Todo comienza cuando en Octubre de 1949 en Nueva York nuestra escritora envió una carta a la librería Marks&Co. Situada en el número 84 de Charing Cross Road para solicitarles un libro. A esta carta responde Frank Doel, un extremadamente británico librero de la casa que intentará conseguir todos los libros que le exige Helene desde Nueva York.

Estas cartas, que se extienden durante veinte años, nos permiten entrar en la trastienda de la librería y sentarnos frente a la máquina de escribir de Helene y observar cómo se desarrolla una maravillosa relación de amistad sustentada en una absoluta devoción a la literatura y a los libros. Porque “84, Charing Cross Road” no sólo es una novela sobre la amistad en tiempos de dificultad, es todo una oda a los libros, a las librerías y al olor a papel que se antoja especialmente conmovedora leída desde estos tiempos en los que todo se lee en una pantalla.

Anuncios

4 comentarios

Archivado bajo Crítica de libros

4 Respuestas a “Crítica: “84, Charing Cross Road”

  1. inma

    Me gustan los libros y me gusta la amistad. Creo que iré rápidamente a buscarlo para tener mi propia opinión pero la tuya me ha parecido muy interesante y que inclina a su lectura.
    Gracias¡¡¡¡

  2. Parece que tiene buena pinta. Se me antoja leerlo en un rincón de alguna pequeña y hogareña cafetería.

  3. Jesús López

    Impresiona la evolución de la relación entre lo protagonistas, dos personas tan distintas como capaces de lograr un acercamiento a través de una pasión compartida y que no necesitan de rostro para forjar una encantadora amistad a través de unas pocas líneas, al principio llenas de cordialidad, luego empapadas de divertida osadía hasta acabar en el intimismo más embriagador, que cruzan una y otra vez el océano junto a un puñado de libros y unas pocas monedas.

    Sin duda una obra muy especial, editada con cariño y que supone obsequio para aquellos que todavía recuerden con nostalgia el significado de expresar en una carta aquellas vivencias e inquietudes destinadas a una persona especial solo para aguardar pacientemente y sin garantía alguna junto al buzón de la entrada a que llegue la respuesta.

  4. Pura

    No he leido el libro ni he viajado a Londres,si me gustan las cartas y la amistad en tiempos fáciles y difíciles,doblar una esquina y descubrir rincones me entusiasma……….Despues de leer tu crítica urge visitar Londres y leer ya el libro.Enhorabuena

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s