Crítica: Criadas y Señoras


 

 

Libro: Criadas y Sseñoras

Año: 2010

Publicación: EMBolsillo

En mi cabeza, que es un sitio bastante agradable la mayor parte del tiempo, el sur de Estados Unidos huele a tarta de manzana. Esa tarta espesa, entre dulce y agria que se te mete en la nariz y no sabes si te encanta o te va a sentar mal. Bien, pues todavía sin movernos de mi cabeza puedo afirmar que “Criadas y Señoras” produce exactamente esa misma sensación.

No me malinterpretéis, no es un libro que siente mal porque está mal escrito, al contrario. Es un libro que te sienta mal porque no te das cuenta de lo que has leído hasta que lo piensas un rato después, mientras estás haciendo la cena. Porque en el momento de leerlo, estás tan ocupado preocupándote de que a esas tres mujeres (fuertes, honradas, magníficas) que te están narrando sus historias no salgan demasiado dañadas que no te das cuenta de lo que hay detrás. Del regusto agrio de la manzana: el racismo, el miedo, la incomprensión, la ignorancia…

En definitiva, una lectura altamente recomendable, que no engaña al lector en ningún momento. Un gran ejercicio de honestidad sureña.

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Crítica de libros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s