Tú nunca lograrías el Halcón Milenario


Necesita que alguien le recuerde porqué están allí. Es algo extraño reunirse todos ahora como si no hubiese pasado nada. Bueno, eso de todos es mentira porque el pobre Peter está cada vez más ocupado últimamente. Así que ahí están los tres esperando una fila interminable mientras Simón repite cada cinco minutos “Bobby, tío, llevamos aquí dos horas, más te vale que la maldita película sea buena”.

Y en respuesta cada cinco minutos Robert, también conocido como Bobby,  hace esa cosa, eso que les ha convencido para venir en primer lugar, lo que hace que sea imposible decirle que no, eso de mirar con los ojos muy brillantes de tras de las gafas mientras da pequeños botes como un niño que ha comido demasiado azúcar y decir como si fuese la obviedad más grande del planeta “¡Tiene naves espaciales, Simon! ¡Naves espaciales! Va a ser cojonuda fijo.”

Porque Bobby ya les ha llevado a ver Hustler Squad y Death Dimension  con un optimismo imparable que claramente Simón y Ronald no terminaban de compartir del todo.

Cuando, por fin, consiguen entrar a la sala, Simón se ha armado con un bote de palomitas tamaño gigante “si es un petardo que al menos tengamos provisiones  para sobrevivir”. Por primera vez en la historia de Simón Carter las palomitas duraron más que la película, y lo cual es mucho decir si hablamos de un tipo famoso por terminárselas siempre antes de los créditos iniciales (por eso y por haber ganado el concurso de comer tartas en el condado de Kentucky).

La  película comienza y Bobby se retuerce ansioso en su asiento,  Simon se queda quieto con una palomita camino de la  boca y Ronald simplemente se sonríe disfrutando de ese momento en el que las cicatrices que dejó la guerra pesan un poco menos.

-¡Ha sido la mejor película de toda la jodida historia del cine! ¡Visteis cuando sacaban las espadas y weeeeeeeeow weeeeeeeow! – grita Robert mientras imita los movimientos de las espadas- ¡Y las naves! ¡Son las mejores naves del mundo!

-No exageres Bobby, que no ha sido para tanto – Simon le comienza a lanzar las palomitas sobrantes- Aunque admito que no ha estado mal del todo.

-¿Qué no ha estado mal del todo! Quiero ser Han Solo tío, el Halcón Milenario es la mejor nave del mundo – Ronald sonríe, Robert y sus naves.

-No exageres eran mucho mejores las que han usado para destruir la estrella de la muerte esa, además tu nunca lograrías el Halcón Milenario, está claro que yo sería Han Solo.

Ronald deja escapar una carcajada, lo que le hace ganarse un bufido por parte de Sirius y un Yo soy el canalla atractivo de este grupo ¿no? Bobby es más del tipo Luke-granjero-ingenuo-Skywalker. Robert parece ofendido un momento, abre y cierra la boca, y luego se ilumina por dentro al mirar a Ronald.

-¡¡¡¡Entonces Ronald es tu Chewie!!!!!

Si los otros dos amigos hubieran abierto más los ojos probablemente se les hubieran salido de las órbitas, seguramente hubieran batido el record a los ojos más abiertos de la historia. Ante el “Te olvidas de que el perro gigante aquí es Simón, no he visto a nadie con el pelo tan largo en años” de Ronald,  Bobby continúa su explicación, como si fuera la cosa más evidente del planeta.

-Vamos, está claro como el agua. Es muuuuuuuuuuuucho más alto que nosotros – como para demostrarlo se pone a su lado  y se medio pone de puntillas con una expresión que grita a voces ¿ves cómo tengo razón?- Chewacca es el más alto de todos, y bastante más listo que Han todo hay que decirlo-  hace un gesto señalándolos a los dos, Simon le da una colleja pero aún así sigue- Además  es el único que consigue meter algo de sensatez en tu cabezota, y eso es totalmente lo que hace Chewie con Solo ¿no?

La risa de Ronald resonó en la calle desierta mientras veía a Simon correr detrás de James mientras gritaba.

-Ven aquí enano, que te voy a dejar con ganas de ir diciendo por ahí que en algún momento he tenido sensatez en el cuerpo. ¡Eso es una vergüenza!

Y Ronald les observó correr calle abajo, con las risas resonando en sus oídos, pensando que no necesitaban que le recordasen porque estaba allí, era bueno recordad que, pese a lo que habían visto en Vietnam, aun eran capaces de reír. Y de soñar con naves espaciales.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo creación propia

2 Respuestas a “Tú nunca lograrías el Halcón Milenario

  1. Fantástico!!! No se me ocurre un calificativo más adecuado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s