Crítica: Dinastía de M


Libro:Dinastía de M

Año: 2005

Publicación: Marvel Deluxe (Panini Comics)

Cualquier aficionado a los comics americanos sabe que el universo Marvel sin crossovers sería igual que un jardín sin flores. No he visto a nadie disfrutar más juntando a todos sus personajes en situaciones de todo tipo que a los integrantes de las Casa de las Ideas. Por lo tanto, no es sorprendente el planteamiento de esta Dinastía de M, que se estructura como un gigante ¿Y si…? ¿Y si un mutante perdiera el control? ¿Y si los perseguidos fueran los humanos y no los mutantes? ¿Y si lo raro fuera normal y lo normal raro?

Si de algo peca esta historia es de ser precipitada cuando pretende ser trepidante, todo sucede demasiado deprisa, con demasiados personajes y un poco a trompicones (todo esto sin contar con la omnipresencia de Lobezno , el cual sufre un serio caso de pluriempleo en Marvel). Pero esta precipitación no empaña el maravilloso y dinámico dibujo de Olivier Coipel; ni el hermoso homenaje a uno de los personajes más complejos del universo mutante: Wanda Maximoff, también conocida como la Bruja Escarlata.

En definitiva, si no es uno de los mejores crossovers de Marvel, si es uno de los que ha tenido consecuencias más importantes en todas las líneas de comics de la Casa de las Ideas y se nota el saber hacer tanto del guionista como del dibujante. Una lectura muy recomendable.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Crítica de libros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s